Lo que quedó de manifiesto fue la intolerancia de Andrés Manuel ejemplificando como muestra el como no habrá libertad de expresión, mientras impedía que se le hicieran preguntas incluso acallándolas o contestaba con divagaciones que terminaban algunas, en memorizaciones de spots sólo consumiendo el tiempo para que no hubiera necesidadSeguir leyendo…